jueves, 21 de marzo de 2013

Conejo... recuerdos de campo









Para muchos sonara cruel o se sorprenderán de ver que hay gente que come conejo, pero veremos razones de porqué consumirlo:
Éste se consume desde tiempos remotos. Los romanos fueron los primeros en criarlos para consumir su carne.
Fueron llegando a las diferentes costas por los barcos que surcaban los mares. Cuando llegaban a una isla los dejaban, porque así cuando volvían tenían comida, ya que es un animal que se reproduce muy rápido. Éste puede llegar a ser una plaga: comen los alimentos que son de consumo humano, también interfieren en  el  crecimiento de plantas que afectan a su vez a otros animales.

Es un animal que se aprovecha todo para su consumo. Es de carne blanca. Se considera una carne magra por su bajo contenido graso, que es de un 5%. Tiene variadas  vitaminas  B12, B6, B3, a su vez es una buena fuente de fósforo, potasio y un bajo contenido de sodio, lo que es bueno para gente que tenga hipertensión.

Es de carne fibrosa, por lo tanto queda muy buena en cocciones prolongadas de no más de 1 hora como estofado, sopas y  también tiene buena aceptación en la parrilla. En ésta  lleva entre 15 a 20  min de cada lado dependiendo del calor y tamaño; otra opción es confitada. Acordémonos de la cocción lenta siempre y de bañar las carnes con alguna preparación. Cuanto más joven el conejo mejor, ya que va a ser más tierno. 
Se recomienda siempre dejar el conejo el día antes en alguna preparación ácida o en leche para eliminar un poco su olor fuerte.
Encontramos: patas traseras, las paletillas, el matambrito, las costillas, los lomitos; en general con una buena cocción este debería quedar tierno.






Les dejo una receta:

  • conejo 1unid
  • cebolla 1 unid
  • ajo 1 cabeza
  • vino blanco 1/2 taza
  • aceite oliva 1/2 taza
  • hongos 1 unid
  • zanahoria 1unid
  • limón 1 unid 
  • tomillo c/n
  • perejil c/n
  • leche 1 taza
  • sal y pimienta c/n

Procedimiento:
Vamos a colocar el conejo el día antes en remojo con la leche. La zanahoria, hongos, cebolla, ajo y el limón lo vamos a asar. Terminado esto lo procesamos, todo menos el limón, que solo vamos a utilizar el jugo. Agregamos aceite, vino y las hierbas. Untamos el conejo con la preparación y lo bañamos con la misma, cocinamos entre 15 y 20 min. de cada lado,finalizamos con sal y pimienta. Retiramos y nos queda  disfrutar.

Simplemente Uruguayo . . . .


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada